IALA

La reacondicionada sede de la AISM pone de manifiesto el factor ¡Oh!

No hay nada tan edificante como sentarse en una mañana de rutina de un día de trabajo en un escritorio que parece de alguna manera cansado y con una computadora que ha visto mejores días y de repente darse cuenta de que algo no es tan familiar y e incluso ser agradablemente sorprendido en un “¡Oh!”.
Los aniversarios son buenas ocasiones para sacar el factor “¡Oh!”. Del mismo modo, las organizaciones que son exitosas saben deleitar y sorprender – y de hecho motivar y retener – a sus miembros por ir más allá y superar las expectativas. Con la celebración en 2017 del sexagésimo aniversario de la firma de la Constitución de la IALA, el 1 de julio de 1957 y un número récord de nuevos Miembros que se han unido en el último año, la Secretaría tiene motivos para estar satisfecha con los progresos realizados en la renovación de su sede en St Germain-en-Laye.
Los delegados que asistan a las próximas sesiones de los Comités este mes tendrán esa experiencia especial de “¡Oh!” a medida que descubran una sede completamente rediseñada, centrada en la modernidad y la simplicidad y en su ajuste para el propósito de ser una organización del siglo XXI eficiente y transparente.
La finalización exitosa de la primera fase de renovación de todas las oficinas y salas de reuniones se debe al montaje completo de instalaciones inteligentes de IT y videoconferencia en la última parte del año pasado. Una segunda y última fase de las obras de mejora está prevista para mediados de este año.
La reorganización del espacio disponible es particularmente bienvenida en vista de la necesidad de optimizar su uso para adaptarse a los diferentes requisitos de espacio de trabajo de oficina y de almacenamiento. Además, se ha podido mejorar la capacidad del salón. Esto es importante en vista de la creciente membresía y su impacto incremental en la asistencia a los Comités. La Secretaría también debe estar preparada para satisfacer las demandas asociadas con ese crecimiento, lo que también plantea la posibilidad de un aumento potencial del personal administrativo.
En conjunto, estos diversos proyectos son un elemento importante en la nueva identidad visual de la Asociación. Los miembros recordarán que en el 2016 se tomó la decisión de rediseñar el logotipo de la sirenita y adoptar una nueva guía de estilo corporativo, incluyendo toda la documentación técnica. Además, la revisión completa del sitio web ha sido una alta prioridad para servir a los Miembros aún mejor y presentar a la Asociación a la más amplia comunidad marítima como una organización actualizada, eficaz, visible, orientada a la comunidad y cooperativa.
Mientras tanto, la perspectiva del cambio de status de la AISM plantea sus propios desafíos para la mejora continua y los Miembros tendrán la oportunidad de deleitarse en muchas más experiencias de “¡Oh!” en los próximos años.